Ecologistas en acción exige el cierre inmediato de la central térmica de ciclo combinado de Elebro en Castejón





Ante la sentencia del Tribunal Supremo sobre la central de Elerebro exigimos el cierre inmediato, el desmantelamiento y la asunción de responsabilidades

El pasado 18 de octubre de 2016, el Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia de 13 de mayo de 2013, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que declaraba contraria a derecho la autorización para instalar el segundo grupo de la central térmica de ciclo combinado de la empresa Elerebro en Castejón.

La sentencia firme y no recurrible viene a confirmar por un lado que la autorización que el ministerio de Industria concedió en el año 2005 para poner en marcha el segundo grupo de la central no se ajusta a derecho. La sentencia del Tribunal Supremo dejaría sin efecto todo el procedimiento de apertura, incluyendo la DIA.

Es la segunda ocasión en que el Tribunal Supremo tilda de ilegal la construcción de este segundo grupo de Elerebro ya que en una anterior sentencia de 2011 anuló el Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) decretado por el Gobierno de Navarra apoyándose en los mismos motivos.

Por todo lo cual desde Ecologistas en Acción Navarra exigimos en cumplimiento de las sentencias:

1. El cierre inmediato del segundo grupo de la central de ciclo combinado de Elerebro.

2. El desmantelamiento del segundo grupo de la central de ciclo combinado de Elerebro.

3. La asunción de responsabilidades para todas aquellas personas y organismos que hicieron posible la construcción del segundo grupo de la central de ciclo combinado de Elerebro.

Para exigir el cumplimiento de esta reciente sentencia Ecologistas en Acción Navarra ha enviado sendos comunicados al Ministerio de Industria, a varios departamentos del Gobierno de Navarra y al Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Recordemos que la construcción de esta central de ciclo combinado no atendía a necesidades reales de consumo. En vez de realizar una apuesta decidida por las energías renovables se hizo en su día por las energías fósiles. En consecuencia y agravado por la construcción de estas centrales térmicas en La Ribera tenemos un grave problema de salud al tener unos índices de ozono troposférico que han superado en muchas ocasiones el marco legal y de las recomendaciones de la OMS. Por ello exigimos soluciones efectivas que miren por el beneficio y la salud de todos y no por el beneficio económico de los promotores eléctricos.

Ecologistas en acción Navarra

Comentarios