Industria anula la autorización a la central térmica de Castejón para duplicar su potencia





Tres años después de que el Gobierno de Rajoy concediera la autorización a Fuerzas Eléctricas de Navarra (perteneciente a Iberdrola) la autorización para duplicar su potencia en la central térmica de ciclo combinado de Castejón, Industria ha anulado esa concesión ya que la empresa no ha depositiado el aval que se le solicita. Con fecha 17 de enero de 2013, la dirección General de Política Energética y Minas resolvió autorizar a FENSA la instalación de un segundo grupo (Grupo-2) de la central térmica de Castejón, un permiso que completaba al que, mediante resolución de 18 de enero de 2011, había concedido el Gobierno de Navarra que otorgó Autorización Ambiental Integrada para una potencia de 425 MW y que se unía a la ya existente de 400 MW.

Esta autorización del Ejecutivo foral llegó después de que una sentencia señalara que la distancia que este tipo de industrias “contaminantes, nocivas e insalubres” mantenían con la población de Castejón no era la adecuada ni la que marca la ley. Además, la autorización del Ministerio de Industria (2013) llegó medio año después de que directivos de Iberdrola hubieran señalado que ampliar la central de Castejón “era una tontería” y no tenían “ninguna intención” de hacerlo, si bien tramitaban la solicitud por la revalorización de los terrenos ya que “una buena localización es oro. No tenemos ninguna intención de construir una segunda planta”.

La petición fue realizada por Iberdrola en el año 2002 pero no se aprobó hasta 10 años después, curiosamente, cuando comenzó a decaer el uso y la rentabilidad de las térmicas. De hecho, la central de Iberdorla no trabajó ni una sola hora en 2013 y 2014, mientras que en el año anterior (2012) lo hizo durante 28 horas.

Tras la modificación de la ley, los solicitantes de los permisos debían presentar una garantía económica por una cuantía equivalente a 10 euros/kw instalado, lo que significaba 4.250.000 euros. Al pasar el plazo de cuatro meses que tenía Iberdrola para depositar esta cantidad y no hacerlo, desde Industria se le notificó a la empresa el 6 de mayo que quedaba sin efecto la autorización, una decisión a la que Iberdrola no presentó recurso. Por ello, desde el pasado mes de junio FENSA (Iberdrola) ha perdido todas las autorizaciones que tenía para doblar la potencia de la central eléctrica de Castejón

Comentarios