El colegio de Murchante contará con dos nuevas aulas y un despacho





La primera fase de las obras de ampliación del colegio público de Educación Infantil y Primaria Mardones y Magaña de Murchante, con un coste de 158.000 euros (IVA excluido), ya está en marcha. La empresa Construcciones Garbayo Ayensa comenzó ayer a acondicionar la zona de la entrada provisional al centro durante los próximos tres meses (se realizará por el parque infantil) para empezar los trabajos de construcción propiamente dichos a lo largo de la próxima semana. Según explicó ayer la concejala de Educación del Ayuntamiento, Marian Urtasun, está previsto que para finales de año el centro cuente con dos nuevas aulas de 55 metros cuadrados y un despacho de 20 metros en el primer piso del edificio.

Estos tres nuevos espacios se construirán ganando sitio al patio del centro y en la planta baja se quedará preparado un porche de más de 100 metros cuadrados para el próximo año acondicionar ahí una sala de psicomotricidad. “En principio, estaba planteado llevar a cabo las dos fases este mismo año, pero al recortar el Gobierno de Navarra los presupuestos lo que se ha aprobado y se va a llevar a cabo en los próximos meses es la construcción de las dos aulas y el despacho y quedará pendiente para 2017 la adecuación de la sala de psicomotricidad”, aseguró la concejala que añadió que “por precaución este espacio de más de 100 metros cuadrados se dejará cerrado, aunque no se acometerá su adecuación hasta que se aprueben los presupuestos del Gobierno de Navarra para 2017”. El coste de esta segunda fase ascenderá a 83.000 euros (IVA excluido).

Las obras de ampliación del colegio público se van a realizar junto a la zona de entrada a las instalaciones, lo que ha obligado a improvisar un nuevo acceso al centro desde el parque infantil mientras duren los trabajos. “Se ha abierto un acceso en esta zona y parte del parque quedará inhabilitado, aunque otra podrá seguir siendo utilizada por los alumnos, puesto que así lo hemos acordado todas la partes implicadas”, indicó la edil de Educación.

En la actualidad el CPEIP Mardones y Magaña, un centro con 35 años de historia, cuenta con 400 alumnos pese a que en su día fue diseñado para acoger a unos 250 escolares. “Es evidente que se ha quedado pequeño. No es que nos vayan a faltar aulas en el futuro, es que las necesitamos ya porque ha habido que habilitar como clases otros espacios como la propia biblioteca”, señaló Urtasun, que apuntó que las dos nuevas aulas que se construirán en los próximos meses serán ocupadas por alumnos de Primaria que ahora mismo están dando clase en la sala multiusos, que ha habido que convertirla en clases de forma provisional”.

ÚLTIMAS OBRAS Hace tres años, el Ayuntamiento invirtió más de 100.000 euros en una serie de obras de acondicionamiento y mejora del centro. En concreto, se cambiaron las ventadas de la fachada norte, ya que las anteriores tenían más de 30 años de antigüedad y se encontraban muy deterioradas, y se realizaron obras de saneamiento y acondicionamiento en dos aseos de la planta baja así como en el subsuelo del colegio. Asimismo, nueve años atrás, en 2007, el Consistorio llevó a cabo el arreglo del patio. Se compactó y asfaltó el suelo y se arreglaron las porterías y canastas de baloncesto. Aquella intervención supuso un desembolso de 114.000 euros.

EN DATOS

Más líneas. Con la ampliación puede que no se acaben los problemas de espacio en el centro, puesto que, según reconoció la concejala de Educación, “es probable que en los próximos años tengamos que ampliar alguna línea en Infantil”.

LA CIFRA

35

Años son los que tiene el colegio de Murchante. Su construcción costó 40 millones de las antiguas pesetas y fue financiada al 100% por el Gobierno central.

Comentarios