Se volvió a escenificar la Batalla de Roncesvalles





La Batalla de Roncesvalles se volvió a escenificar este domingo, por primera en el mismo pueblo de Orreaga-Roncesvalles, poniendo el broche de oro a una jornada en la que se rindió un homenaje a los vascones muertos en esta contienda y se ha colocó una placa "para reescribir la historia".

Los actos, que en esta ocasión se han adelantado un día a la fecha de los hechos, han sido organizados, un año más, por Etxabarrengoa Kultur Elkartea y Orreaga Fundazioa con el objetivo principal de "dar a conocer ese retazo de nuestra historia y contextualizarlo en la actual coyuntura sociopolítica navarra".

Tras el homenaje celebrado en Orreaga, que ha contado con la actuación de bertsolaris, se ha subido al Alto de Ibañeta, donde se ha descubierto una placa conmemorativa "en recuperación de la memoria" de esos sucesos y para "poner en valor lo que allá sucedió" frente a "lo que ha perdurado a través del tiempo", ha señalado a Efe un portavoz de los organizadores.

"Lo que ha perdurado a través del tiempo es 'La Chanson de Roland', que se escribió tres siglos más tarde y desvirtuaba los hechos que allí sucedieron", ha agregado para insistir en la necesidad de "poner en valor" la batalla que tuvo lugar en el 778 y las dos posteriores hasta el 824 cuando se generó el reino de Pamplona.

De hecho, mientras en el lugar existe una escultura conmemorativa, colocada en 1969, a la figura de Roldán, que atacó Pamplona, no hay ningún tipo de recuerdo para los vascones que la defendieron de los soldados de Carlomagno.

El homenaje a estos vascones y la colocación de la placa, desarrollada en el Alto de Ibañeta ha contado con la asistencia de más de 200 personas, según dicha fuente, que ha mostrado la satisfacción de los organizadores.

Este año, por primera vez, el acto principal se celebró por la noche y en él, se escenificaron tanto la batalla del 778 como los hechos del 812, en los cuales el hijo de Carlomagno secuestró a las mujeres y niños de la zona para utilizarles como escudo a la hora de atravesar Ibañeta y los del 824 cuando, tras varios acontecimientos, proclamaron rey de los vascones a Íñigo Arista, que fundó el Reino de Pamplona.

Comentarios