El Defensor del pueblo recomienda restituir los exámenes de recuperación de Jesuitas





A instancia de la queja del padre de un alumno del colegio de Jesuitas de Tudela, en representación de una plataforma de padres y madres, el Defensor del Pueblo ha recomendado al departamento de Educación que solicite al centro tudelano concertado “la revisión del calendario de recuperaciones implantado”, es decir, que restituya los exámenes de recuperación eliminados en abril de 2014 por decisión de la dirección y el claustro del centro. Dicha supresión, que el grupo de padres comenzó denunciando en distintos foros de las redes sociales el año pasado, ha terminado en el despacho del Defensor del Pueblo y sobre la mesa del departamento de Educación.

Para los denunciantes, “eliminar los exámenes de recuperación tras cada evaluación implica que “niños desde los 12 a los 18 años pierdan la oportunidad de oro para que, en caso de suspender una materia en una evaluación trimestral, poderla recuperar como hasta ahora podía hacerse y como pueden hacer la gran mayoría del resto de los alumnos de la Comunidad Foral y del resto del Estado”, un extremo que creen que hace que sus hijos “no tengan las mismas oportunidades que el resto de estudiantes”. A esta circunstancia, los padres unen su malestar por lo que califican de decisión “unilateral”, tomada sin su opinión ni consulta. En este sentido, la recomendación del Defensor del Pueblo también les es favorable ya que recuerda lo esencial del “principio de participación de la comunidad educativa en la adopción de medidas que afecten al proceso de enseñanza y aprendizaje”. Concretamente, considera que “antes de adoptarse una medida de tal importancia como la decidida en el colegio San Francisco Javier (Jesuitas) de Tudela, se tome realmente en consideración la posición de los alumnos y de los padres y madres”. Respecto a ello, opina que estas decisiones conllevan “buscar consensos o reflejar mayorías sólidas”. Y, precisamente, sobre estas mayorías, los padres hicieron especial hincapié ya que, una vez conocida la eliminación de los exámenes de recuperación, efectuaron, a través de la Apyma, una encuesta, entre alumnos y familias, para valorar el impacto de la medida en los dos años que ha estado vigente el nuevo sistema de evaluación. “Los resultados -concluyeron en la documentación también presentada en Educación y en la oficina del Defensor del Pueblo- fueron abrumadores ya que el 85% manifestó estar en contra de la medida implantada, que consideran un agravio y una pérdida de oportunidades para sus hijos e hijas”.GARANTÍAS El equipo directivo del colegio San Francisco Javier de Tudela, que tomó la decisión de eliminar la recuperación con el beneplácito del claustro y sin contravenir ninguna norma específica de Educación, según aclaró el propio departamento, defendió su postura argumentando su pretensión de “impulsar la evaluación continua de los alumnos, ya que el anterior calendario provocaba un alto grado de absentismo a las clases para preparar los exámenes ordinarios de recuperación”.

Sin embargo, el Defensor del Pueblo estima que la medida, que se encuentra vigente en otros centros, no ofrece garantías de éxito en este caso y su implantación debería haber sido “escalonada” y adaptada a la necesidades de la comunidad educativa de Jesuitas, “teniendo en cuenta si se quiere la experiencia adquirida en otros centros educativos”.

CLAVES

fco. javier enériz “la modificación resulta de tal calado que no debe adoptarse sin la previa realización de un estudio más riguroso”

Es la opinión del Defensor del Pueblo en la recomendación al departamento de Educación para que revise la decisión de Jesuitas.

EN CONTRA

85%

De las familias encuestadas por la Apyma están en contra de la supresión.

Comentarios