La recogida de basuras en Tudela a debate







Cuando el visitante penetra en el casco antiguo de Tudela, camino de la catedral, con la primera imagen para el recuerdo que se topa es con la de una decena de contenedores en la plaza del Mercado. Si lo hace por la calle verjas, siguiendo el camino de Santiago, también hacia la catedral, disfruta de la instantánea de los contenedores apostados en la pared del palacio del marqués de Castejón. Si desciende por la calle Eza hacia la plaza nueva, al lado de la iglesia de la Virgen de Gracia, contenedores. Si va a ver el tímpano románico de la iglesia de San Nicolás, más contenedores de basura; al Museo Muñoz Sola, contenedores…. Hay más contenedores de basura que árboles en el casco antiguo de Tudela.

Durante años la AAVV del casco antiguo de Tudela ha solicitado la retirada de estos contenedores, particularmente en los lugares más emblemáticos del barrio. Durante años ha visto como el Ayuntamiento y la Mancomunidad de Residuos de la Ribera daban largas a este enorme problema de salubridad, estética e imagen de la ciudad. Cuando se peatonalizó la Carrera y Herrerías se colocaron sendos sistemas soterrados para la recogida de todo tipo de residuos, que aplaudimos. En ambos casos, hace años que no funcionan, dando lugar al sinsentido de la fotografía de los contenedores de superficie colocados encima de los inoperativos soterrados. El mantenimiento de estos dos subterráneos, únicos en Tudela, depende del Ayuntamiento, que durante muchos años dice que no ha tenido dinero para arreglarlos, y, por su parte, la retirada de basuras la realiza la Mancomunidad de Residuos, que considera este procedimiento sucio, origen de malos olores y, sobre todo, más trabajoso. Y que sí tiene dinero.
Por otra parte, ¿qué ocurre con los contenedores de vidrio? Pertenecen a una empresa, Ecovidrio, que viene a Tudela a recoger el residuo cuando le va bien, que no cobra, pero que tampoco paga. Y que ocupa, con sus enormes iglús, los lugares más significativos del barrio, como la plaza de San Jaime o Herrerías.
¿Y la recogida de voluminosos? ¿Por qué los fines de semana, en especial, tenemos que ver los sillones, armarios, frigoríficos y demás, en Huerfanicos, San Nicolás y otros lugares? Falta de civismo, sí... Pero también carencia de información por parte de la Mancomunidad que sobreentiende que todos los tudelanos sabemos cómo se realiza este recogida porque una vez hace años lo dijeron por la radio. Hay ausencia de información en estos puntos de reciclaje y escasez de horario, ya que debería mejorar su servicio con su retirada también los fines de semana, cuando en muchas casas se tiene tiempo para hacer cambios de mobiliario o de hacer arreglos.
La compra de los nuevos camiones de basura conllevaba un vehículo más pequeño para dar solución a las características urbanísticas del barrio. Durante más de 5 años se nos hizo creer que los contenedores iban a dejar de ser visibles en la zona ya que se colocarían por la noche y se recogerían por la mañana. Pero aquí nada ha cambiado… Los contenedores de basura, sucios y malolientes, como en otros lugares de Tudela, siguen siendo los protagonistas de las calles del casco antiguo, que se convierten en el vertedero de Tudela los fines de semana, fiestas, celebraciones y eventos varios…
Muchas ciudades españolas realizan una recogida selectiva de basura, según días. Por ejemplo, Oviedo (230.000 habitantes) reparte la retirada de envases, papel o vidrio en días concretos y diferentes de la semana y de restos orgánicos todos los días, salvo los fines de semana. Por lo tanto, los contenedores no están en las calles en todo momento.
Desde la AAVV del casco antiguo de Tudela venimos reclamando que desaparezcan los contenedores de las calles durante el día, particularmente los fines de semana. La Mancomunidad de Residuos de la Ribera esgrime criterios económicos para no hacerlo, defendiendo más los intereses, aparentemente, de la empresa contratada para este servicio, Fomento de Construcciones y Contratas, que del bienestar de los ciudadanos. Es conocido (Diario de noticias, 15/09/2016) que la Mancomunidad cuenta en la actualidad con un montante de 2,5 millones y con un patrimonio de 35 millones de euros. Se han comprado camiones nuevos, pero en nada ha mejorado el servicio, salvo que hay menos trabajadores “contratados”.
Con la peatonalización progresiva del casco antiguo se tiene la oportunidad de sacar de las calles, además de los coches, la basura. Hace falta medios, pero, sobre todo, ganas de buscar una solución, por parte del Ayuntamiento y de la Mancomunidad de Residuos, particularmente, a un problema evidente. Para evitar más fotografías vergonzantes; si se quiere, se puede…
Tudela, 13 de junio 2016

Juan Luis Chueca

AAVV del casco antiguo de Tudela



Comentarios