Pachi Yanguas: nuestro Winston Churchill








El señor Pachi Yanguas, ex alcalde de Fitero y actual senador por UPN, muestra su nerviosismo ante la que se le avecina y en los últimos días está muy centrado en vender sus excelencias al frente de la villa mientras intenta desacreditar a la oposición. Me parece correcto. Pero no estaría de más que sacase un rato para compadecer ante la actual Junta de la Residencia de Ancianos para explicar su gestión y de paso dejar claros algunos aspectos que podrían no dejarle en buen lugar.

El señor Yanguas está encantado de conocerse pero podría explicar porque en sus doce años de gestión prometió una carretera que no llegó, prometió un centro de salud que no llegó, prometió un macrocomplejo hostelero "ruso" que acumula hoy en día más de 100.000 euros de deudas en impuestos, disparó los gastos de representación, disparó los gastos de publicidad en medios de comunicación, incumplió más del 70% de los puntos de su último programa, y fue incapaz de frenar la caída demográfica, industrial y comercial de nuestra villa. Eso sí, hace algunas semanas no se enfadaba al enterarse en el Senado que la Autovía pasaba por Tarazona en vez de en las cercanías de Fitero. 

No está mal desviar el tiro: me denuncia una señora escudada por una formación política mal vista en la localidad y los fiteranos deberemos abonar los gastos, pero eso además de ser falso ni siquiera es el debate. Porque estaría bien que asumiese sus errores en la cesión del terreno del Cuartel, tal y como han hecho sus compañeros en privado. Y debería leer la obra "Cómo crecer en política mientras se hunde mi pueblo", que saldrá en las próximas fechas. Felicidades.

Comentarios